EL FEMINISMO ES EL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

EL FEMINISMO ES PARTE FUNDAMENTAL DEL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEFINITIVA DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

domingo, 18 de noviembre de 2012

LO NATURAL



La expresión "emancipación de las mujeres" fue creada por extraños intelectuales. Si el mundo del hombre pertenece al ámbito del Estado, su lucha, su entusiasmo por dedicar sus fuerzas al servicio de la comunidad, entonces podemos decir que el mundo de la mujer es un mundo más pequeño; porque el mundo de la mujer es su marido, su familia, sus hijos, su casa ¿Qué sucedería en el mundo más grande si no hubiese nadie cuidando del pequeño?  El mundo grande no puede sobrevivir sin la estabilidad del pequeño. Creemos que las mujeres no deben interferir en el mundo del hombre. Creemos que lo natural es que los dos mundos sigan siendo distintos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Disculpa el OFF, pero no puedo postear en el blog de Esteban Prado Diezma y he leído una crítica interesante de su libro que creo que la gustará.

¿Podrías mandársela tu?. El enlace es:

http://eldesclasado.blogspot.com.es/2012/11/critica-feminicidio-o-auto-construccion.html

Gracias y un saludo.

miguel cid dijo...

Voy a ingresar en Prisión fruto de una denuncia falsa de acoso psicologico (que le recomendaron a mi ex para conseguir medidas cautelares)Su trabajo en esta página me ayuda a entender y, a poder soportar mi calvario.

Anónimo dijo...

Para Miguel Cid:

He leído que cuando a los judíos les encerraron en campos de concentración, el mayor sufrimiento no procedía de las duras condiciones del campo, ni de la pérdida de libertad, sino del sentimiento de injusticia e impotencia:

Yo no he entrado en la cárcel, pero sí he sido víctima de la injusticia de nuestro corrupto sistema judicial, y puedo asegurar que lo que mas me hizo sufrir no fue el dinero que tuve que pagar sino de ese sentimiento, esa clara certeza de que se me había linchado jurídicamente con total consciencia. Eso es lo que mas sufrimiento me produjo y que, por cierto, cambió mi personalidad y mi cosmovisión del mundo.

Te aseguro por experiencia que de todo lo que te pueden robar, lo menos importante es el dinero y la libertad (sí, se lo que digo), lo mas importante es que te roben el sentimiento de paz interior y que a la larga puede destrozarte como ser humano. La injusticia ataca directamente a ese vínculo de paz interior hasta destrozar tu sistema nervioso.

Mantén una mayor conexión con todo lo humano, escuchando las tristes historias de otros presos, agradeciendo los gestos de la gente que te está apoyando. Esto evitará parcialmente que te deshumanices (su objetivo oculto).

Quiero compartir contigo dos libros que a mí me ayudaron mucho:
1. El poder del ahora (lo puedes descargar gratis de la red)
2. Ingeniería social para destruir el amor. El mejor libro que he leído hasta ahora sobre la psicopatía nazional feminista. Sigue este enlace:
http://custodiapaterna.blogspot.com.es/2013/01/ingenieria-social-para-destruir-el-amor.html

Saludos y Paz.

miguel cid dijo...

Efectivamente!

El sentimiento de Injusticia es el que me mata.

Sin embargo, me acuso de haber vivido creíendo: yo creía en el Amor, yo creía en la Medicina, yo creía en la Justicia. Ahora ya no creo, ahora sé.

Cuanto mas enfermo estoy mas conocimiento tengo, cuando me muera seré el hombre mas listo del mundo.

Agradezco sus recomendaciones de lectura. Pero sin salud nada apetece.

De momento, me repito a mi mismo en cada instante... Si amabas a tu esposa y a tus hijas mas que a nada en el mundo: te equivocaste!

El amor es un saco de piedras !deshazte de el¡

Veo que la Ingeniería social me conoce mas que yo mismo.

S2



Guillermo Tell dijo...

Estimado Miguel y comentarista anónimo:

Obviaré mis experiencias: lo que es seguro y necesario CONOCER y propagar es que el "sistema judicial" en materia de familia es corrupto y sobre todo DIRECTAMENTE SATÁNICO. Salido de mentes satánicos y de servidores del diablo, que más da que estos diablos tengan carreras políticas, judiciales, fiscales o grados en estudios "de género". Al diablo le queda poco tiempo disponible para culminar su obra: llevar al fuego al mayor número de seres humanos posibles, quitar la saquina (la tranquilidad en árabe) del corazón de los seres humanos. Con la destrucción de las relaciones familiares, se consiguen perjudicar a la humanidad en masa, es la bomba atómica de las fuerzas de lo oscuro. Como el diablo está hoy desatado, hace el mayor daño con total impunidad, y ahí es donde tu estás, no porque hayas hecho nada excepcional te han condenado a pudrirte, sino para acabar con lo más puro y noble que pudiera quedar en ti. Como dice anónimo lo mas importante es que te roben el sentimiento de paz interior y que a la larga puede destrozarte como ser humano. Por tanto mi consejo es que te sitúes en otro plano, que te ubiques en otro mundo moral donde te aseguro que tus torturadores (sean jueces, periodistas, sicólogos, novios de tu ex, hijo demonizados o frailes correveidiles) no pueden llegar. Su pútrido mundo ni siquiera existe, es una fantasía diabólica: que la vivan con plenitud y beban sus hedores hasta las heces.

Hay una obra de Mark Twain sobre su experiencia en la cárcel, muy interesante. Cuanto más le apretaban los cintos de la camisa de fuerza, con más facilidad accedía a un universo superior. Sitúate en tu nuevo mundo de dignidad y patriarcalidad (el bien común, que no se exciten los feministas de turno)y recorrelo paso a paso, con prudencia. Tu mundo existe y es mucho mejor. Lo que has perdido en el camino no puede llegar a ti, porque está podrido. Lo siento por las inocentes criaturas, pero salvo milagro están inoculadas con el virus de éste tiempo y poco o nada podrás hacer nunca por ello. Aunque con el tiempo, el Saytan sufre reveses. Sobre todo si creas tu reducto de realidad, tu castillo de paz. Son basura, y aunque te acosen con el arma destructiva de la culpabilidad, tu no lo eres. Nunca lo olvides.

Anónimo dijo...


Saludos

Lamentablemente es así... pero no han sido también los mismos hombres que han despreciado la labor de mundo "pequeño"?


Lo que dices es cierto es una pena ahora las mujeres debemos ser "maravillosaa madres, profesionales competentes, bellas y amantes perfectas"... Ese es el modelo que exaltan la revistas.

Diana dijo...

Tu respuesta ya linda con el verso... Pero sí te doy la razón ya no sólo se trata de dinero o poder. Un sistema que aspira con su dictadura de genero a que todos nos encontremos con nuestra verdadera escencia "seres transgeneros y pansexuales". Así en eso nos quieren transformar. Según ellos esa es nuestra verdadera libertad JAJA.

Anónimo dijo...

Anónimo: los hombres que han despreciado la labor del "mundo pequeño" han sido primariamente los hombres "feministas" y los marxistas de la "liberación femenina" junto a todas las mujeres masculinizadas, vulgo feministas.
Naturalmente que entre los hombres normales, el mundo pequeño era el mundo al que no tan solo no podían de ninguna de las maneras pertenecer (las mujeres hubieran sido las primeras en rechazarlos)sino que es lo natural que cada mundo especializado vea con desidia al otro. Sigue siendo muy normal que las mujeres desprecien el tedio que para ellas supone el futbol, la política, las anécdotas de la mili o el trabajo en el tajo o que los hombres sientan lo mismo respecto a las dietas, la moda, los visillos, los programas de comadreo o la gimnasia artística. Es natural. Si a lo que te refieres a que siempre han existido hombres maleducados y groseros hacia el mundo femenino, esto ya es cosa de inevitables individualidades, minoritarias. El hombre normal y la mujer normal, valoran el mundo ajeno con natural admiración, por más que no lo deseen para si mismos. Es como un gallego que nunca te dirá que el pescadito y el sol de Málaga son mejores que las sardinas o el pulpo a feira de su nublada tierra (pero como le des la oportunidad de pasar unos días de tapeo en la Costa del Sol se le iluminará la cara de felicidad, aunque al rato vuelva a "lo suyo"). Es lo natural. De hecho los "feministas" consideran retorico, anticuado y cursi el discurso tradicional de admiración a la figura maternal. Así son las cosas, por mucho que las queramos disfrazar.