EL FEMINISMO ES EL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

EL FEMINISMO ES PARTE FUNDAMENTAL DEL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEFINITIVA DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

viernes, 6 de enero de 2012

FEMINISMO Y FASCISMO: LAS RAÍCES DEL MOVIMIENTO FEMINISTA

El principal argumento que va a esgrimir el feminismo contra quien ose criticar o desvelar la siniestra realidad de su "movimiento" es bien poco original, pues consiste en calificar los argumentos de quienes escapan de su ortodoxia totalitaria como "fascistas". El argumento alternativo consiste en asimilarse con el papel de víctima inocente del "fascismo". En realidad, tildar a personas, ideas o argumentos de "fascistas" es gran parte de la actividad intelectual del hombre (y mujer) medio del siglo XX, y por lo que se ve, del siglo XXI también. Vivimos en los tiempos del éxito de la más absoluta indigencia intelectual.
Al iniciar este blog desvelábamos con las evidencias los orígenes del movimiento feminista. Las primeras feministas fueron casi todas ellas mujeres de clase alta que no experimentaban otra restricción a sus caprichos que los propios de su fisiología: ciclo menstrual, embarazo, parto, lactancia. Por lo demás, casi cualquier hombre corriente hubiera dado un brazo para poder disfrutar de los derechos y privilegios de los que gozaban estas damas sajonas, protestantes, evangelicas, racistas, consentidas y amantes de la buena vida. Vidas burguesas y aseguradas contra todo riesgo, exentas de tener que arriesgar las suyas ya fuera sirviendo a la patria o ejecutando los trabajos más extenuantes, como los de galeote, minero, pescador o picapedrero, a causa de la opresión del sistema patriarcal dominante que les impedía el acceso al ejercito, a la mina, a los trabajos forzados, etc.
DAMA CON ARMIÑO.
Dama con Armiño
Sin embargo y sin que acertemos a encontrarle una explicación racional, ya entre estas primeras escritoras feministas surgió la convicción de la superioridad moral de las mujeres y el ferviente deseo de prescindir e incluso de someter a los hombres como grupo. Las primeras feministas así lo expresaron en novelas, correspondencia y obras ideológicas en las que dejaron perfectamente claro su deseo de conseguir en un día no muy lejano y con la ayuda de la ciencia el sueño de la partenogénesis (engendrar vida sin necesidad de colaboración masculina). Estas mujeres indudablemente se consideraban a si mismas la joya de la creación, el sexo inocente, la raza pura, el último escalafón de la escala evolutiva y querían serlo todavía un poco más, sin compartirlo con nadie. En definitiva, una tierra de ellas, como el título de la novela de Charlotte Stetson Gilman, donde los hombres no habrían de existir. Así consta en las evidencias de la primera literatura feminista.
Captura de pantalla del iPhone 1

Stanton & Anthony, 1891 
Joint Portrait
Susan Brownell Anthony (1820-1906) y Elizabeth Cady Stanton (1815-1902)
Unos pocos años depués (diciembre de 1865) vendrían las damas racistas del primer Ku Klus Klan, sin largas batas blancas con cruces, capuchas ni enormes cruces de madera ardiendo, que fueron producto de la película "El nacimiento de una nación", verdadero motor del resurgimiento de  la organización en el siglo XX. La realidad del mitificado movimiento sufragista no fue otra que contrarrestar las ansias de emancipación de los esclavos negros en el momento en que éstos amenazaban con mermar la calidad y los privilegios de su cómodo modus vivendi. La reacción de las damas blancas del Sur sorprendería a todos con una campaña de denuncias de acosos y violaciones por parte sus esclavos negros que encendieron definitivamente la mecha del conflicto racial y la subsecuente creación del Klan. Estas acaudaladas y respetables terratenientes del sur de los EEUU estuvieron desde sus inicios en la dirección y justificación del Ku Klux Klan, motivo por el que el algunos han llegado a sospechar que el último Gran Maestro -antes de su disolución en 1870 mediante el Acta de derechos civiles de 1871- era una mujer. El motivo de la segunda fundación del Klan 45 años más tarde, en 1915, fue de nuevo una acusación de violación. El acusado en esta ocasión no era negro, sino un judío de nombre  Leo Frank, y tras un juicio tumultuoso fe condenado por la violación y muerte de una de sus empleadas, una niña de 14 años llamada Mary Phagan. La comunidad judía consideró que se trataba de una denuncia falsa, lo que daría lugar a la creación de la Liga Judía Anti-difamación. Coincidiendo con la segunda fundación del Klan y en relación directa con la idea de mejora racial en boga en aquellos momentos, la gran lider feminista Margaret Sanger mostraría publicamente en 1926 su apoyo a la refundación del Ku Klux Klan acudiendo a varios mitines del Klan en los que expondría sus ideas eugenésicas y raciales.

Por imposible que esto nos parezca hoy en día, hay  que tener en cuenta que en el nuevo mundo las mujeres escaseaban, motivo por el que la mujer americana gozó de todo tipo de privilegios sobre los hombres, desde el acceso a roles tradicionalmente masculinos hasta un poder de  facto determinante que les otorgaba el código de la caballerosidad, que hubieran sido impensables para las mujeres del viejo continente. El poder de las damas sureñas en la familia, la iglesia, la moda, las costumbres, las ideas y la administración de las haciendas era en la práctica superior al de la mayoría de los hombres. El movimiento sufragista, presentado como la lucha del feminismo por la igualdad de derechos, no se produjo hasta el preciso momento en que al completarse la última batalla para la consecución del derecho al sufragio universal masculino, los varones negros obtuvieron el derecho al voto. De nuevo las damas norteamericanas racistas pondrían el grito en el cielo reclamando ahora derecho al voto para las mujeres, sabiendo que para superar los protocolos que permiten acceder al voto en los EEUU las dificultades eran tantas que el voto femenino blanco, mucho más culto y avezado para superar las barreras del laberinto censal norteamericano, decantaría a su favor cualesquier peligros que para las clases altas pudiera representar el voto negro, así como el de las demás clases menos favorecidas.


Esta fue la primera ola, más exactamente la raíz primera del "movimiento" feminista. Poco conocida, pero real.

DAMAS EN AZUL.
Fresco de Las Damas en azul.Palacio de Cnosos, Creta

Hasta ese momento las mujeres habían luchado por sus propios intereses y los de su clase. No es hasta finales del siglo XIX que las mujeres se embarcan en la actividad política general de la mano de las doctrinas liberadoras e igualitaristas de los judíos alemanes Marx y Engels y su manifiesto comunista.
Karl Marx con su hija Jenny, el mismo nombre de su madre, la hija del barón Von Westphalenn 
En su obra conjunta retitulada "La Sagrada Familia" (Londres 1844) escriben:
«Hay que volver a los orígenes, que están en el matrimonio por grupos; es decir, en la comuna, donde el revoltijo extermina el concepto de paternidad. Allí nadie sabe quién es su padre. Y, socialismo, comunismo, significa eso antes que una idea del Estado. No lo olvidemos

Que tengamos noticia, es la primera vez en la historia en que el ideario feminista es inventado por hombres. Estos hombres son también de clase alta, hablan varios idiomas y como las primeras feministas, son notoriamente ociosos. Pasaban los días en los cafés de moda y Carlos Marx en concreto odia trabajar. Pero el odio de Marx alcanza igualmente a los burgueses, a los árabes, a los indios, es un odio indiscriminado contra toda la sociedad redimido en su defensa de los oprimidos. Este nuevo ideario feminista creado por los marxistas, no va dirigido a las mujeres de su misma clase, sino que va dirigido premeditadamente hacia las mujeres de la clase baja a quienes promete la igualdad, en principio económica pero además social y sexual en un mundo unificado que sería el advenimiento del paraíso en la tierra. Es el nacimiento de la raíz segunda del movimiento feminista. Ni que decir tiene que las primeras feministas marxistas eran mayoritariamente judías, ateas, de clase alta y excelente nivel educativo. Cuando el comunista conquista el poder en Rusia son esas mismas mujeres quienes accederán a los puestos de privilegio dentro de la "dictadura" del proletariado. El destino de las mujeres menos cultas y afortunadas, auqellas a las que se pretendía salvar, ajenas a los entresijos del partido comunista, tenían sus destinos perfectamente trazados desde los inicios del movimiento:
Clara Zetkin (izquierda) con Rosa Luxemburg en 1910
"Del miasma de sangre y cenizas emana cada vez más la densa nube del odio, que ofusca la conciencia
 de la humanidad en su camino ascendente hacia la solidaridad socialista (Rosa Luxemburg)



"La liberación de la mujer pasa por la destrucción de la familia y su ingreso al mercado del trabajo. Así, ocupará su lugar en la sociedad de producción, ya sin el yugo marital ni la carga de la maternidad". F. Engels.


Mujer arrastrando una carretilla en una mina de carbón
Mujer liberada trabajando en una mina. No sabemos si es real. De serlo el capitalismo salvaje ya encerraba en su seno la fértil semilla de la liberación femenina socialista. La destrucción de la familia de esta mujer trabajadora conforme a los principios marxistas, no deja lugar a dudas.

Este es precisamente el ideal por el que luchan ahora las feministas de género de los países capitalistas y junto al ideal ha desembarcado el sentimiento que lo llevaría al triunfo: el odio desenfrenado y colectivo contra toda clase supuestamente opresora, incluidos ahora los hombres, que se habían salvado de las primeras purgas comunistas. Sin embargo en la práctica, la experiencia comunista demostró muy problemático mantener estas promesas de igualdad si querían mantener el orden en la nueva sociedad. Marx y Engels, incluso Lenin, fueron muy ambiguos en su formulación de la familia en la nueva sociedad comunista. Frente a la idea inicial de la "comunidad de mujeres" y el fin del "matrimonio burgués" estos ideólogos que escribían desde y para la burguesía cultivada, proclaman al mismo tiempo -sin aportar ningún razonamiento- que en realidad la destrucción de la familia burguesa llevaría al fortalecimiento de la monogamia, donde el hombre y la mujer serían absolutamente iguales y los hijos serían propiedad del estado y por tanto educados por él: la liberación de los hijos de la autoridad de sus padres, producto de la liberación de las ataduras del matrimonio burgués. Por un lado predicaban el amor libre, la colectivización de las mujeres y la ruptura de las relaciones filiales y por el otro se mostraban partidarios de la fidelidad conyugal en ilimitados matrimonios monogámicos donde los hijos pertenecieran al estado, liberando a la mujer de las obligaciones femeninas tradicionales. Esta ambivalencia propia del carácter embaucador y subversivo del movimiento comunista se refleja fielmente en una frase famosa de I. Lenin: "Ni monje ni Don Juan". Para que quede de manifiesto las la hipocresía con que se ocultaban las verdaderas intenciones de estos embaucadores profesionales en cuanto acabar con las lacras de la familia burguesa, Marx tenía relaciones con las sirvientas y Lenin tenía dos amantes además de su mujer "oficial". Pero una vez llegados los comunistas al poder y tras unos años iniciales donde la igualdad era total, los mismo comunistas dejaron de lado los ideales de igualdad de sexo -la actual igualdad de género- para confinarlos en el arsenal socialista como política de exportación, para introducir la insurrección y debilitar desde dentro a las odiadas sociedades capitalistas. El feminismo fue declarado en la URSS enemigo del comunismo como un subproducto de la sociedad burguesa. El feminismo formaba una parte fundamental dentro de lo que Lenin concibió como la psicopolitik que todavía se estudia en las universidades donde antaño se formaban a las clases dirigentes de la URSS. En la actualidad el presidente  Vladimir Putin, el primer presidente ruso no judío desde 1917, educado en los institutos de la KGB, está aplicando una política diametralmente opuesta a la de los EEUU, la Meca del marxismo cultural en cuanto a políticas "de género", notoriamente en lo relativo a los derechos de la comunidad "LGTB".

No faltaron en occidente mujeres dispuestas a clonar la ideología marxista-feminista como un ideal a alcanzar para las mujeres de las sociedades "occidentales"

"La familia nuclear es la piedra angular de la opresión de la mujer: refuerza la dependencia de las mujeres en los hombres, refuerza la heterosexualidad e impone las estructuras de carácter masculino y femenino imperantes a la próxima generación." — Alison Jaggar, Feminist Politics and Human Nature.





Lenin había dejado perfectamente claro el propósito de este movimiento: "destruyes la familia, destruyes el país". Evidentemente, nunca antes nadie se había atrevido a llegar tan lejos en el propósito de perjudicar al prójimo.


Conocemos pues las dos raíces primeras que surgen de la semilla del movimiento feminista.

La raíz primera: anglosajona, protestante, burguesa, ideada por mujeres de clase alta que luchan por mantener sus privilegios de clase y la supremacía y privilegios de su propia condición sexual, con fuertes motivaciones racistas.

La raíz segunda: judía, burguesa, ideada por hombres de clase alta que luchan por suprimir los privilegios de clase de las sociedades capitalistas (para ponerse ellos en su lugar) e igualar a hombres y mujeres totalmente y al tiempo destruir las relaciones filiales, con fuertes connotaciones anti religiosas y revolucionarias (destruir el status quo par acceder al poder).
La raíz tercera del feminismo nace al amparo de los descubrimientos científicos sobre genética y a la ideas higienistas y evolucionistas que triunfan en el siglo XIX junto a las ideologías revolucionarias de la segunda raíz. La Eugenesia es un movimiento que busca generar individuos mejores y más sanos para mejorar el futuro de la sociedad. mediante políticas científicas en materias de procreación, nacimiento y selección racial, incluyendo la posibilidad de poner termino de la vida de modo voluntario: eutanasia y aborto. Posteriormente se incorporarían las viejas teorías malthusianas sobre la superpoblación y la necesidad del control de la natalidad.


Las máximas representantes de la raíz tercera del feminismo son Margaret Higgins Sanger Slee y Marie Stopes. 


Es imprescindible conocer a estas figuras descollantes del movimiento feminista, pues resumen palmariamente la evolución y el estado real del movimiento durante la primera mitad del siglo XX.

 
Margaret Higgins Sanger Slee, nacida en Nueva York en 1879, representa el nexo de unión entre la primera y la tercera raíz del movimiento feminista.Está considerada la catalizadora del cambio más importante que se haya producido en las vidas de las mujeres americanas y consecuentemente, una vez los EEUU se convierten en la gran superpotencia hegemónica, en las vidas de las mujeres del mundo entero. Su mayor éxito para la causa feminista consistió en la creación de "The International Planned Parenthood Federacion". La novedad de M. Sanger respecto a las feministas de la primera raíz es su ateísmo y su defensa del aborto y el resto de políticas eugenésicas para la mejora de la humanidad. Continúa con el estereotipo de las damas de clase alta, anglosajonas, racistas, etc. Si acaso alguien persiste en poner en duda la permanente relación inicial del movimiento con el racismo blanco, recordemos algunos de sus escritos clásicos, que bien podríamos considerar el verdadero Nuevo Testamento del feminismo de la tercera raíz:
"La masa de los negros, especialmente en el sur, todavía continúa procreando sin remisión y desastrosamente, con el resultado de que el aumento de los negros, aún más que entre los blancos, se da en la porción de la población que es menos inteligente y menos capaz de adaptarse y de criar a sus hijos adecuadamente".

 En una carta privada, escribió este iluminador pasaje que explica claramente su manera de pensar y  de actuar:

"No queremos que circule el rumor de que queremos exterminar a la población negra, y el ministro es el hombre adecuado que puede enderezar esa idea si alguna vez hubiera de pasar por la mente de sus miembros más rebeldes.

M. Sanger estaba tratando de llevar adelante "The Negro Project", un programa de control de la población afroamericana que supuestamente intentaba "empoderar" a esta comunidad, y para evitar que algunos se rebelasen, fueron contratados "ministros" evangélicos negros para infiltrarse en la comunidad afroamericana para sofocar eficazmente cualquier posible rebelión. Como buena eugenésica, la fundadora de la Planificación Familiar (Planned Parenthood), M. Sanger vio el control de la natalidad como uno de los métodos útiles para "mejorar la raza" en una carrera para "la eliminación de los ineptos", a la que también se llamaba "higiene racial".

M.Sanger ha sido duramente criticada por acudir a mitines del Ku Klux Klan en el año 1926, lo que en aquellos momentos suponía de facto el apoyo a dicha organización. No seremos nosotros quienes afirmemos lo contrario, pero en su descargo hay que decir que la motivación de la Sanger para acudir a esos mítines era primordialmente la expansión de las políticas eugenésicas entre la población y la comunidad del Klan, que constituía en aquellos momentos una importante fuerza demográfica. El motivo de la segunda fundación del Klan 45 años más tarde, en 1915, fue de nuevo una acusación de violación. El acusado en esta ocasión no era negro, sino un judío de nombre Leo Frank, que tras un juicio tumultuoso fue condenado por la violación de una de sus empleadas, una niña de 14 años llamada Mary Phagan. La comunidad judía consideró que se trataba de una denuncia falsa y un juicio mediático, lo que dió lugar a la creación de la Liga Judía Antidifamación.

Archivo:Leo-frank-at-trial.jpg
Lucille y Leo Frank durante el juicio que le llevaría a la muerte.
Margaret Sanger, es una pieza fundamental dentro del feminismo de la tercera raíz porque, con mucho mejores evidencias, inicia la complicidad del feminismo norteamericano con el socialismo internacional al casarse con el arquitecto judío William Sanger (1874-1961) de quien conservó el apellido aún después de casarse con el magnate Noah Slee, dueño del imperio "Tres en Uno". Los Sanger se involucraron tanto con el Socialist Party como con la International Workers of the World cuando se mudaron a Manhanttan en 1910, y se integraron en un prominente círculo socialista que incluía a Emma Goldman (1869-1940; anarquista y feminista judía que acabaría financiando la lucha antifranquista), John Reed (1887-1920; periodista, poeta y activista comunista estadounidense, célebre por su testimonio de la revolución rusa. Su esposa fue la escritora feminista Louise Bryant) y Upton Sinclair (1878-1968; prolífico escritor y periodista  que optaría infructuosamente al Congreso por en la listas del Socialist Party: en 1920 por la la Casa de los Representantes y en 1922 por el Senado).

No obstante sus manifiestas tendencias socialistas, M. Sanger desligaba con precisión el control de la natalidad de la teoría marxista que conocía tan bien, considerándolo independiente e incluso antagonista del mismo en este asunto. Para el común de los seres pensantes parece imposible desligar el control de la natalidad con la liberación de la mujer que predica el ideario comunista salvo por su carácter elitista, de mejora racial que en cierto modo se opone al concepto de igualdad. M. Sanders era ecléctica en materia de religión pues "había trascendido la necesidad de una Iglesia". Los regímenes comunistas de todos los tiempos han hecho caso omiso de las interpretaciónes que hacía M. Sanger de las teorías marxistas en cuanto al control de la natalidad y la religión.


Marie Stopes es la otra gran figura de la tercera raíz del feminismo. M. Stopes teorizó sobre el concepto de purificación de la raza muchos años antes de que Hitler apareciera en el panorama político de la Alemania post II GM. Fue la mujer que inició en los años 20 el gigantesco negocio del aborto en el Reino Unido. Abrió la primera clínica abortista y de “control de la natalidad” en Gran Bretaña y fue -junto a la creadora de Planned Parenthood- uno de los pilares fundamentales del movimiento en favor del aborto. A nivel social, como las feminstas de primera raíz con sus esclavos negros, se lamentaba por la abolición del trabajo infantil en las clases bajas. También se dedicó a promover la selección para alcanzar la pureza racial, llegando en el plano personal a desaprobar el matrimonio de su hijo con una mujer miope, y a desheredarlo por ello. Como su compañera M. sangers, fomentaba el control de la natalidad con aborto incluido com en las áreas más pobres y quería hacer decrecer la tasa de natalidad de las clases bajas. También abogaba por la esterilización de los enfermos, alcohólicos, o simplemente aquellos que tuvieran “mal carácter”, porque lo consideraba “esencial para el progreso racial”. Dejó la mayor parte de sus bienes a la “Eugenics Society” (Sociedad por la Eugenesia).

En descargo de M. Stopes, hay que admitir que en aquellos tiempos la eugenesia era una ideología cinetífica considerada profundamente progresista. Curiosamente, los avanzados EEUU fueron los primeros en aprobar una legislación racial que fue copiada íntegramente por la Alemania nacional socialista,, también a la cabeza de la ciencia en la mayoría de sus especialidades. The Galton Institute, intimamente ligado a la Stopes, contaba entre sus miembros a la flor y nata de la intelectualidad de  la época, entre otros: el economista John Maynard Keynes,  Primer Ministro británico de 1931 a 1937,  Arthur Neville Chamberlain, el teórico del estado del bienestar Richard Morris Titmuss, William Henry Beveridge teórico del subsidio por desempleo, Arthur James Balfour, Primer Ministro (1902-1905) y posteriormente Ministro de Asuntos Exteriores británico, Alfred Ploetz biólogo eugenésico alemán promotor del higienismo racial en alemania como modalidad eugenésica (Rassenhygiene), Paul Beecher Blanshard  abogado norteamericano, editor, socialista y anticatólico y ,humanista secular, Sir Julian Sorell Huxley, familiar de Sir Charles Darwin, biólogo evolucionista británico que posteriormente sería director de la UNESCO, Ronald Aylmer Fisher biólogo evolutivo y uno de los fundadores de la ciencia estadística moderna, Charles M. Goethe, eugenista norteamericano y un compulsivo abogado de la esterilización asi como de las leyes norteamericanas de higiene racial que acomo dijimos doptaría punto por punto el régimen de Hitler, Ezra Seymour Gosney, abogado  norteamericano que junto al eugenicista Paul B. Popenoe, financió la recopilación de estudios científicos que llevaron a la implantación de las leyes eugenésicas califronianas de 1925, y que fueron copiadas punto por punto, literalamente, por las conocidas como "leyes raciales de Hitler", Madison Grant, nortemaricano, abogado y médico antropólogo, responsable de uno de los más grandes trabajos sobre racismo científico y que jugó un importante papel en las leyes restrictivas de la inmigración que reforzaron la segregación racial en los EEU en lo referente al matrimonio y las relaciones íntimas criminalizando los matrimonios interraciales, David Starr Jordan, líder eugenésico, ictologo, pedagogo y activista pacifista pues consideraba que la guerra iba en detrimento  de la especie humana y miembro del Bohemian Club en San Francisco cuyo trabajó para recopilar información a favor de las políticas de esterilización fue fundamnetal pra su aprobación, Franz Josef Kallmann, judío, que volaría de Alemania a los EEUU en 1936, quien en 1935 todavía en Alemania dió una conferencia a favor de la esterilización de familiares de afectados por esquizofrenia con el propósito de evitar el progreso de los genes que se creían recesivos y causantes de la enfermedad, John Harvey Kellogg, médico holístico, vegetarianista, fundador del imperio alimentario Kellogs, abogado de la abstinencia, considerando el matrimonio contra nátura, abogando incluso por la mutilación genital en ambos sexo y de, la segregación racial aunque el mismo addoptaría a varios niños de raza negra, motivado siempre por la busqueda de la salud higienista.  La lista de miembros de  este selecto club todavía existente sería interminable, pero en ella hay que destacar igualmente  a Marie Stopes, una prominente activista de la implantación de políticas eugenésicas. En su obra Radiant Motherhood (1920) llamó  a la "esterilización de aquellos que fueran totalmente inhabiles para el ejercicio de la paternidad y que ésta fuera considerada una posibilidad inmediata, incluso que fuera obligatoria". Contirbuyó a un manifiesto llamado The Control of Parenthood (1920), que conforma un manifiesto para su círculo de Eugenicistas, argumentando por una "utopia" que se lograría a través de la "purificación racial". Por supuesto, cuando Hitler llevó las teorías de la eugenética a la  práctica, que entonces no era una ciencia desacreditada, Marie Stopes se enamoró de él, llegandoles a regalar un libro de poemas en nombre de las mujeres de Gran Bretaña:

“Dear Herr Hitler, Love is the greatest thing in the world: so will you accept from me these (poems) that you may allow the young people of your nation to have them?” (letter from Marie Stopes to Hitler, August 1939[5]).

Marie Stopes era tan fanáticamente eugenésica que desheredó a su hijo porque se casó con una... miope. Decía hace un par de años Gerard Warner  que “a Maria Stopes se le perdona su racismo eugenésico porque era anti-life”, es decir, abortista, uno de los derechos fundamentales de la mujer según el feminismo. Los feministas, que están dispuestos a perdona todas las acusaciones que se hagan contra su heroína, proclaman: "Stopes era absolutamente PRO-vida. Ella quería que todo niño fuera un niño deseado, amado y adecuadamente atendido. Lo que traducido de la neolengua progresista se traduce como: "Stopes era absolutamente ANTI-VIDA. Quería que todo niño no deseado fuera un niño muerto".

La Fundación Marie Stopes cuenta actualmente con más de 425 clínicas abortistas distribuidas por todo el mundo.



¿Y en cuanto al fascismo?


image

LAS FEMINISTA FUERON LAS PRIMERAS FASCISTAS En cuanto al fascismo, Las evidencias nos muestran que las feminstas fueron en su mayoría, entusiastas precursoras del fascismo. Es indudable que desde el primer momento hubo mujeres en el nuevo movimiento del antiguo líder socialista italiano Benito Mussolini, pero poco se comenta que éstas, en su mayoría, eran feministas. Al principio eran pocas, solo hubo nueve mujeres en la asamblea del movimiento de las camisas negras en Piazza de San Paolo en Milán en marzo de 1919. Escaso porcentaje el de las mujeres en el partdo recién creado si lo ponemos en relación con el número de judíos que firmaron el manifiesto, cinco, cuando en Italia la población judía no superaba los 35.000 habitantes pero porcentualmente importante en relación con el escaso número de mujeres que se declaraban feministas en Italia, en su casi totalidad pertenecientes a las clases altas, educadas y urbanas. 


Pocas fueron las mujeres que participaron en las actividades de los squadristis, grupos revolucionarios de origen obrerista. Algunas fascistas como la joven heroína "squadrista" Inés Donati se unieron a grupos mixtos (los Fasci de Combattimento), pero no tardaron en formar grupos solo para mujeres (los Fasci Femminili). El primero se creó en Monza (Milán) y rápidamente le siguieron otros.

Los primeros Fasci Femminile tenían muchos miembros de clase media y baja pero incluso en esos momentos las líderes tendían a ser de un medio social más alto (como los comunistas en Rusia), siendo de clase media-alta o, en muchos casos, aristocrática.

Muchas de esas líderes no eran especialmente jóvenes y ya habían tenido alguna experiencia previa en la vida pública, ya fuera en política o en organizaciones filantrópicas (ONG'S). Muchas eran casadas o viudas o con hijos ya criados.
En consonancia con su -en general- más elevado status social, su nivel educativo medio tendía a ser superior al de los jerarcas masculinos de ese primer período. Un número SUSTANCIAL de las primeras líderes fascistas eran feministas.

La conversión de estas feministas al fascismo es una de las razones por las que los historiadores italianos se han mostrado reticentes a estudiar este tópico.

Antes del fascismo, la condición femenina no había formado parte integrante de la política del gobierno y eran escasas las mujeres involucradas en las instituciones públicas. En 1919, el primer manifiesto fascista “Il manifestó de fasci di combatimento" (publicado en Il Popolo Italiano, diario de Mussolini, financiado por el Commendatore Elio Jona, judío) ya promete el voto femenino. Las feministas se sumaron rápidamente a las fuerzas fascistas.

Las feministas fueron como colectivo, las más entusiastas del fascismo ya que fueron muy pocas las feministas que se opusieron al mismo, principalmente comunistas. Estas fueron las menos pero precisamente son aquellas  a las que la historiografía ha querido presentar al público como prototipo de feminista italiana: la antifascista o comunista, nada más alejado de la realidad. Conozcamos más detalles:

Mussolini cortejó literalmente a las feministas italianas entre ellas como no, varias judías como Margherita Sarfatti, que se convertirá en su amante y la editora Silvia Bemporad Servi que seria la directora de la revista femenina mas importante del Periodo Fascista L’Almanacco della Donna Italiana. Conozcamos un poco acerca de una de las feministas italianas más relevantes dentro del fascismo.





bw
Margherita Sarfatti


Margherita Sarfatti nació en Venecia en el seno de la rica familia judía italiana Grassini. Margherita se casó con el abogado Cesare Sarfatti. Mujer muy culta y de gran erudición en el campo artístico, en 1902 se muda a Milán, donde escribió en Avanti della Domenica, y desde 1909 dirigió la sección de arte de Avanti!, órgano del Partido Socialista Italiano (PSI). El prototipo de mujer de clase alta, culta y con ideales o intereses políticos de las tres raíces originales del movimiento feminista se repite una vez más en la ideología fascista, una corriente socialista revolucionaria que se opondrá al socialismo internacional predominante en la época en favor de la salvaguarda de los intereses nacionales italianos.



En 1902 M. Sarfatti conoce a Benito Mussolini, en ese entonces afiliado al PSI (del que llegaría a ser su número 3), pero simpatizante de una corriente crítica. Entre ambos nace una simpatía que se transformará en un sentimiento mucho más profundo. Tal sentimiento acercará a la Sarfatti a posiciones cada vez más cercanas a las de Mussolini, y en cierto modo se complementarán al punto que en 1918, Margherita se convierte en redactora de Il Popolo d'Italia, periódico fundado y dirigido por el futuro Duce.



En los años 1920, su salón milanés era frecuentado por muchos intelectuales y artistas. En el mismo periodo se convierte en la directora de Gerarchia, la revista de teoría política fundada por Benito Mussolini. En 1925 firma el Manifiesto de los intelectuales fascistas. A causa de su adhesión al fascismo, algunos artistas se alejan de ella, no compartiendo el proyecto de la Sarfatti de contribuir al nacimiento de un " arte fascista". Sin embargo, en la siguiente muestra de 1926 y a pesar de las polémicas, todavía se acercan la mayoría de los artistas italianos importantes.


Enviuda en 1924 y a partir de entonces se dedica a escribir una biografía de Mussolini, la cual se publica inicialmente en 1925 en Inglaterra con el título The life of Benito Mussolini y al año siguiente con el título de Dux. Dada la notoriedad del personaje y la familiaridad de la autora con el mismo, el libro tuvo un increíble éxito editorial y se vendieron 17 ediciones; traducido a 18 lenguas incluso el japonés y el turco.



La actriz estadounidense Susan Sarandon interpretó a Margherita Sarfatti en la película del año 1998 Cradle Will Rock. Sarandon comentó acerca de su papel:

Margherita es una figura histórica legítima. Realmente existió. De verdad fue la amante de Mussolini y estuvo sumamente involucrada en la fragua de los movimientos artísticos italianos. Fue mecenas de los nuevos pintores en Italia. Vino a los Estados Unidos para vender la imagen de Mussolini entre los norteamericanos, y lo hizo a través de la columna de Hearst. Escribió una columna, y considero que, de este modo, procuró preparar al pueblo estadounidense para el concepto de ingresar a la guerra del lado de Mussolini. Y también intentaba financiar la guerra. Y lo complicado de todo esto fue el hecho de ser judía, y en realidad estaba facilitando su propia crisis, que a la postre la hizo huir de su país para vivir en Argentina, creo yo, durante algunos años, hasta que fue seguro retornar a casa.



En 1925 el fascismo concede el voto administrativo a las mujeres. En diciembre de 1925 el fascismo inicia la primera reforma de la cuestión femenina con la creación del l'Omni (Opera Nazionale per la Maternità ed Infanzia) para el apoyo a la madre y al niño y en 1927 se inicia la campaña por el incremento de los nacimientos, pero el primer esfuerzo serio por  la creación de organizaciones de masas femeninas tuvo que esperar al inicio de los años treinta. Para lograr el deseo de las mujeres de identificarse y de servir a la comunidad nacional, el régimen inició un dificil equilibro en pos de la modernización y la emancipación. Constreñidas -como los hombres- a renunciar a la batalla por el sufragio femenino al abandonar Italia el sistema electoral liberal republicano, después de 1925 las feministas volcarán sus esfuerzos en el voluntariado social o el activismo cultural, dando lugar a una nueva subcultura femenina de dimensiones nacionales. A este vino a definirse como "sano femminismo" en contraposición al  "vano femminismo".

Clicca sulla immagine per ingrandire


Este "sano feminismo" lo encontramos en su cúspide interpretado por Laura Cabrini Casartelli: "Erano l'autentico amore per la Patria, un largo umanitarismo ed un vivo sentimento sociale a spingere le donne a simpatizzare con il programma fascista di valorizzazione della vittoria, di esaltazione della guerra nazionale, di opposizione ad uomini ed a metodi". Eran el verdadero amor a la Patria, un amplio humanismo y un vivo sentimiento social por que la mujer simpatizara con el programa fascista de valoración de la victoria, de la exaltación de la guerra patria, de oposición a los hombres y los métodos".



El Erotismo de la Fecundidad
El fascismo dio vida a una política maternalista de amplio espectro: criminalización del aborto, protección y garantías a la maternidad, préstamos para matrimonios y recién nacidos, preferencias en la carrera laboral para los padres de familias numerosas, instituciones de asistencia sanitaria y social para la familia y la infancia. Ciertamente no se trata del feminismo anglosajón de Maria Stopes y Margaret Sangers sino de feminismo fascita. Nada tiene que ver con las campañas de reparto de preservativos o el aborto libre y gratuito. Margaret Sanger, recordemos, hacía circular el dinero de los Rockefeller y de los McCormick en dirección de Gregory Pincus, para sus investigaciones sobre la "píldora".

Esta política maternalista del fascismo  se considerada hoy como un oprobio para la mujer conforme al ideario concebido por las líderes feminista, coincide inesperadamente con las últimas tendencias anarquistas, si nos guiamos por las palabras de la feminista y anarquista Prado Esteban: "Los obstáculos a la maternidad tienen también un correlato en la restricción a la erótica de la fecundidad, el sexo hoy está sometido a limitaciones tan reales como las de las sociedades más represivas pues el impulso genésido debe obligatoriamente quedar excluido de las pasiones libidinosas"
La perfecta mujer fascista era un híbrido, nuevo e interesante: servía a las necesidades de la familia y, al mismo tiempo, se hacía cargo de los intereses del estado socialista nacional fascista. Sin embargo el feminismo facista a diferencia del feminismo marxista, no pretende alejar a las mujeres de su instinto maternal ni competir con el hombre equiparándola en el ejercicio de los roles masculinos. El feminismo fascista no fue pro abortista, ni enemigo de la institución familiar ni aliado de la homosexualidad y por lo tanto no puede calificarse de liberador  desde el punto de vista de Marx y Engels. Por tanto, este feminismo de caracter latino no llegó a cuajar dentro del movimiento feminista tal como lo conocemos hoy en día, tanto por la derrota del fascismo en el campo de batalla como por el mayor empuje del feminismo anglosajón, el cual conduciría junto al feminismo marxista de exportación al feminsmo de post-guerra o de género, del cual ya hemos escrito abundatemente en este mismo blog.

EN RESUMEN:

El feminismo hunde sus raíces en tres arquetipos femeninos fundamentales:

Raíz Primera del Feminismo: mujeres de clase alta, anglosajonas, protestantes, evangelistas, racistas, supremacistas femeninas,  con un ideal mesiánico de exclusión del sexo masculino por medio de la partenogénesis y unidas por la defensa de sus privilegios ya sea por intermediación del Ku Klux Klan o del Sufragismo.

El resultado final llevado a sus últimas consecuencias sería una sociedad esclavista con sufragio universal donde todos los hombres gracias a la parterogénesis serían esclavos y si la partenogénesis no permitiera el nacimiento de varones, lo serían las mujeres de color.

Raíz Segunda del Feminismo: mujeres  revolucionarias de clase alta y burguesa, judías, laicas, marxistas, unidas en pos de la aniquilación de la clase privilegiada  y su suplantación por una dictadura del proletariado igualmente privilegiada en la que ellas mantuvieron sus privilegios como dirigentes mediante los cuales darían rienda suelta a sus utopias igualitarias y mesiánicas.  Ante la imposiblilidad del logro de la partenogénesis por medios científicos, no se plantean la eliminación de la clase opresora que representan los hombres, pero si de sus instrumentos de dominación, principalmente la familia tradicional que supuestamente impediría a las mujeres alcanzar la emancipación, que consiste en ocupar su verdadero lugar en la sociedad como fuerza productiva en competencia e imitación de los hombres.

El resultado final llevado a sus últimas consecuencias es evidentemente la aniquilación (reducción a la nada, la "no existencia") de las clases supuestamente explotadoras, incluyendo naturalmente a los hombres. Sin embargo, como toda sociedad necesita en teoría perpetuarse mediante la reproducción, otra posibilidad es la dictadura de los explotados, es decir la dictadura de las mujeres hasta que la ciencia alcance el sueño  partenogénesico. En ese caso se podría lograr la igualdad total en un mundo en el que tras un lapso de tiempo no especificado por Marx ni Engels en el que las lideres comunistas gobernarían sobre las demás mujeres, dictadura que cesaría cuando todas las mujeres se unificasen en una sola clase, sin opresoras ni oprimidas. 

Raíz Tercera: mujeres de clase alta, anglosajonas, protestantes evangelistas o laicas, progresistas, liberales, capitalistas, racistas de nueva generación bajo la cobertura de la ciencia eugenésica, que ante la imposibilidad científica de la  partenogénesis abogan por el aborto, la esterilización y la salud reproductiva como medio de exclusión del poder  que el sexo masculino ejerce sobre ellas por medio de la procreación y la institución familiar, mesiánicas del progreso, supremacistas femeninas, unidas por el ideal marxista de liberación de la mujer una vez adoptado como propio por las élites industriales y financieras.

El resultado final llevado a sus últimas consecuencias es un mundo en que se logra la exclusión del hombre de la familia y de la paternidad mediante el uso de medidas eugenésicas, donde se reduce drásticamente la natalidad y  los hombres son excluidos de ejercicio de la paternidad ya sea por falta de idoneidad racial, génetica o por la simple voluntad de la mujer liberada, que dejará de necesitar al varón para crear su propia familia y su propio proyecto vital en un mundo donde solo las mujeres serían dueñas de su destino, sometidas no obstante como obreras al poder industrial y financiero de la élite feminista...

El feminismo fascista a pesar del innegable avance que supuso para las mujeres italianas que lo abrazaron con vehemencia mientras se mantuvo en el pedestal del poder, queda fuera del constructo en que se convertirá finalmente el feminismo y se considerará desde entonces  por parte de marxistas y progresistas como un paso atrás en el camino de la liberación de la mujer, que consiste como ya hemos explicado en palabras de F. Engels en sacar a la mujer del nucelo familiar para integrarlo en el mundo de la producción y en su versión capitalista, además, del consumo y por tanto la fuerza inconsciente más importante en la la perpetuación del sistema industrial usurero que en consecuencia y en su propio y exclusivo provecho, la ha encumbrado sobre todas las cosas.

El feminismo tal como lo conocemos en nuestros días es el resultado de la recopilación en un corpus iure litúrgico de estas tres raíces originales y su evolución no es más ni menos que su desarrollo natural. De su desarrollo a partir de los años 60 escribiremos en otra ocasión, pues nuestro propósito en esta ocasión se circunscribe al feminismo fascista y su lugar en el "movimiento feminista".
El sistema en el que hoy vivimos, por cierto tan absolutamente criminal y autoritario en algunos aspectos como lo pudiera haber sido el fascismo- a poco que analicemos las noticias oprobiosas que produce la realidad de nuestros días- ha creado toda una serie de leyes supuestamente defensoras de "la mujer" en la que sus  insitintos maternales y su misma feminidad no son tenidos en cuenta en favor del ideal de mujer trabajadora, libre e independiente, enemiga de la maternidad y la feminidad, de la masculinidad, de los hombres, de la familia y de los niños, a los que se considera una carga. Estas son medidas de discriminación positiva que oprimen al antiguo opresor y conculcan todos los conceptos tradicionales de igualdad ante la ley y garantizan la perpetuación de las estructuras políticas y económicas de la sociedad. Nos ronda la duda de que, de alguna manera, el movimiento feminista ha acabado incorporando algunas de las más discutidas propuestas del fascismo.

El feminismo es una de las ideologías estrellas del constructo que se impone sobre el ciudadano de a pie y que se llama lo "políticamente correcto" y que incluye un desprecio y un odio implacable contra la figura masculina. En cierto modo, se trata de una especie de terapia psicológica. Está basada en la necesidad de expulsar sentimientos inaceptables [racismo, sexismo, paternalismo, egoismo....] proyectándolos en alguien sobre el que hay barra libre para odiar: el fascista.

A pesar del innegable avance que supuso para las mujeres italianas, el feminismo fascista nunca recibir más que odio y desprecio con exclusión de cualquier sentimiento de respeto por parte de las feministas institucionales, que son todas declaradamente antifascistas. Intenten responder entonces a esta pregunta: ¿Como puede hacer el ser humano para robar, torturar, asesinar, exterminar a otras personas y no obstante seguir sintiéndose "bueno" e incluso "el más bueno"? Muy sencillo: ejerciendo de antifascista (seres deshumanizados, demonios, monstruos), aquellos a quienes se podrá liquidar en nombre del "amor", la "felicidad" etc. Por supuesto para el feminismo del siglo XXI los fascistas no son otros que los hombres, creadores del oprobioso sistema patriarcal que se reservaba para si mismo el privilegio de ir a la guerra, picar en las minas y embarcarse por meses. en el alta mar. Cualquier medida discriminatoria, alejarles sin piedad de la compañía de sus hijos, convertirlos en proveedores forzados, presentarlos como monstruos salvajes llenos de violencia contra los que actuar sin compasión se consideran medidas adecuadas y merecidas cuando se aplicam contra los hombres por el feminismo. Y por tanto "no es fascismo cuando lo hacemos nosotras".  



28 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno, me ha encantado este artículo, forma parte de una historia desconocida del feminismo: el del S XIX y primera mitad del XX. Casi todo lo que encuentro de esta nueva religión se remonta a finales de los 60 con Simone de Beauvoir.

Este feminismo de 1ª generación, como lo llaman en wikipedia, se presenta así mismo como el de pioneras que solo aspiraban al voto para poder tener acceso a la vida politica. Todos parecen tratarlo con venevolencia, incluso para los antifeministas es el feminismo legítimo y genuino. Se considera que degeneró a finales del S XX hacia la actual deriva totalitaria.

¿Cuales son tus fuentes?, me gustaría leer esos libros.

Un saludo, espero impaciente la continuación.

Guillermo Tell dijo...

Al principio del blog hablamos de todo esto y más adelante sobre alguna de las personalidades feministas que se citan en esta entrada.

No se escribe por que es muy dificil atreverse a ir contracorriente con el politico-correctismo institucional. Hay censura, amenaza y autocensura. Pura castración.

Ya lo hemos aumentado. En unos días daremos por concluido el tema.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Una bosta todo esto...Ojalá ocuparan su tiempo en algo más beneficioso que tirar mierda...Les falto poner la frase de los machistas dinosaurios "El feminismo mata".
Malísimo el blog...Día a día mueren mujeres por culpa de machismo y gracias a las que lucharon, hoy hay un poco más de luz para las mujeres. Gracias al feminismo, a la lucha de las mujeres por sus derechos (y no encontra de los hombres) y las de todas las que hoy en día tenemos una vida mucho mejor que la que tuvieron nuestras antecesoras.
Muchas gracias a todas, con sus defectos y virtudes hicieron mucho.

Anónimo dijo...

Sra. anonima,

Hace poco que estoy metido en el mundillo de la informacion alternativa del feminismo. Acudí a una charla debate sobre este tema y me quedé sorprendido al ver que las posiciones enfrentadas no eran las clásicas de "feminismo libertador" contra "machismo opresor", sino si el feminismo era un lobby de mujeres contra los varones o si era una ideologia creada y alimentada por los amos del mundo para dividir varones y mujeres y con ello tener individuos mas aislados y por tanto mas debiles y manejables.

Tras escuchar las dos posturas me decanté por la segunda. El argumento que me convenció fué que con un paro de mas de 5 millones de personas, una pobreza que se ve en las calles y cientos de miles de familias expulsadas de sus casas por una banca que luego se niega a revender esos pisos, España es un remanso de paz social. Esta paz solo puede ser posible por un proceso de ingenieria social y el feminismo es una pieza clave del mismo.

Estos debates están en la calle, de momento de forma minoritaria, pero cada vez mas gente habla de ello sin miedo. Los medios no van a poder esquivarlo por mucho tiempo. El feminismo ha devenido en hembrismo. Las mujeres mas inteligentes se dan cuenta y se desmarcan, las mas tontas se dejan seducir por los cantos de sirena que pone a las mujeres en un pedestal. El feminismo es un Titanic que se hunde, es una ideologia totalitaria a la que cada dia es mas dificil tapar sus excesos. Harías bien en desmarcarte antes de que despirtes con el agua al cuello.

Te dejo el audio de una de las mujeres que se ha dado cuenta de la mentira:

http://prdlibre.blogspot.com/2012/02/audios-de-la-charla-debate-en-el-barrio.html

Ricardo M dijo...

Un sitio muy serio y altamente recomendable:

http://www.manwomanmyth.com/

Es hora de irnos quitando la venda de los ojos, o como diría Morpheus: "desconectarnos de La Matrix".

Ruta Caliente dijo...

Un gran trabajo, tato de investigacion como de redaccion, una cosa es el feminismo en el papel y otra lo que realmente es, todos lo -ismos nos dañinos en uno u otro grado pero pretender la igualdad conservando derechos auto atribuidos y quitando otros a los "enemigos" no es igualdad precisamente.

Anónimo dijo...

Gracias a todos los comentarios. Es grato comprobar casi por primera vez, que los que comentan tienen más conocimientos del tema que el autor.

El artículo lleva su trabajo. Seguramente lo intentaré mejorar intentando no ser demasiado extremista, pero los hechos están ahí, no hay más que realidades en lo escrito.

Prado Esteban dice verdades como puños. Afortunadamente para ella y para nosotros, ella es anarquista. De no serlo iba a durar menos que un caramelo en la puerta de un colegio.

Crasus dijo...

Detrá de todo fenómeno disolutivo siempre hay judíos.
Simone de Beauvoir tambien era judía .

Anónimo dijo...

Aparte de las disquisiciones históricas...
decidme y reflexionar si es fascismo feminista , el estar
en contra ,por ejemplo, de la ablacion del clitoris... o en contra de que las mujeres al
menos no mueran en abortos clandestinos( la vida de la madre vale menos que la del hijo ?)...
¿Acaso los manipulados no son todos los grupos ideológicos de seres humanos? (-no solo las feministas y el feminismo como grupo aislado).
Recuerdo perfectamente que la mayor parte de la vida de mi
madre en epoca de Franco ,las mujeres no podia tener pasaporte ,ni trabajar sin
permiso del padre o del marido.
Y todo lo demas sonpara la vida real de las mujeres, disquisiciones históricas, que poco importarian a los que de verdad desean la mejora de los derechos de la mitad de la poblacion del planeta...
y si ... tambien recuerdo el absurdo de que hitler y stalin se llevaran tan bien cuando el Pacto Ribbentrop-Mólotov de no agresión Germano-Soviético de 1939...los extremismos de todo tipo son asi a veces se acercan demasiado a lo que se supone que estan en contra...
Os sugiero que veais este documental sobre los Mosuo(china ) una sociedad real que vive en la actualidad mas feliz ...y los hombres no se quejan ...
http://revolucionmatriarcal.blogspot.com.es/2009/10/ricardo-coler-y-su-libro-sobre-los.html

Anónimo dijo...

Aparte de las disquisiciones históricas...
decidme y reflexionar si es fascismo feminista , el estar
en contra ,por ejemplo, de la ablacion del clitoris... o en contra de que las mujeres al
menos no mueran en abortos clandestinos( la vida de la madre vale menos que la del hijo ?)...
¿Acaso los manipulados no son todos los grupos ideológicos de seres humanos? (-no solo las feministas y el feminismo como grupo aislado).
Recuerdo perfectamente que la mayor parte de la vida de mi
madre en epoca de Franco ,las mujeres no podia tener pasaporte ,ni trabajar sin
permiso del padre o del marido.
Y todo lo demas sonpara la vida real de las mujeres, disquisiciones históricas, que poco importarian a los que de verdad desean la mejora de los derechos de la mitad de la poblacion del planeta...
y si ... tambien recuerdo el absurdo de que hitler y stalin se llevaran tan bien cuando el Pacto Ribbentrop-Mólotov de no agresión Germano-Soviético de 1939...los extremismos de todo tipo son asi a veces se acercan demasiado a lo que se supone que estan en contra...
Os sugiero que veais este documental sobre los Mosuo(china ) una sociedad real que vive en la actualidad mas feliz ...y los hombres no se quejan ...
http://revolucionmatriarcal.blogspot.com.es/2009/10/ricardo-coler-y-su-libro-sobre-los.html

Anónimo dijo...

Estar en contra de la ablación de clítoris no nos parece feminismo fascista, nos parece una postura personal coherente. La ablación de clítoris es una practica cultural que realizan las mujeres donde los hombres ni aparecen ni fuerzan nada desde que se conoce... y ya lleva milenios. Lo mismo cabe decir de la circuncisión masculina (que realizan los hombres), las escarificaciones, los tatuajes o el piercing. Habría que investigar acerca de dichas culturas para conocer el origen de estas prácticas y no incluírlas automáticamente en el debe masculino. ¿No te parece?

Recuerdo perfectamente la vida de mi padre y de mi abuelo,ambos sometidos a la conscripción masculina (invento revolucionario instaurado en época napoleónica). Se comieron 2 guerras, mi abuelo en concreto hizo el servicio militar en Cuba, el suyo y el de 3 ricos que le pagaron para que les sustituyera en dicho ejercicio de dar y recibir la muerte en defensa de la sociedad, reservado exclusivamente a la masculinidad. La pensión que acreditó mi abuelo por semejante salvajada a añadir a la lista de privilegios masculinos pasaba por ley (franquista) en exclusiva a las hijas, no a los hijos... piensa con la cabeza.

El pensar solo en la mejora de las condiciones de una parte de la humanidad es un ejercicio de egoísmo colosal, hermana, pues la realidad desnuda es que los hombres sufren diferentes tipos de discriminación porque somos diferentes, y es pura ceguera pretender que las cargas que soportábamos unas y otros solo deberían aminorarse hacia el grupo de las mujeres. Yo no te hablo de la época de Franco, solo te recordaré entre mil injusticias que se cometían y se siguen cometiendo en la actualidad contra los hombres el que no tenemos derecho a saber si nuestros hijos son nuestros o del vecino, casi nada, ungiéndonos al yugo de la esclavitud del mantenimiento de hijos ajenos aunque existan evidencias concluyentes una vez falsamente asignada falsariamente la paternidad en el acta de nacimiento. Esto ocurre ahora en España, en Inglaterra, en EEUU como en el resto del mundo. También con Franco, casualmente, y no hay la menor intención de cambiarlo.

Repasando la historia, el pacto de Hitler y Stalin no era absurdo ni asunto de extremismos y fue firmado de buena fe inicialmente y por ambas partes. Intentaba evitar la guerra que les hubiera destrozado, simplemente, intentando parar las ansias bélicas anglo-norteamericanas. Y si se rompió fue porque los EEUU armaron más allá de los Urales una industria de guerra colosal que al ser detectada por los servicios de inteligencia hizo que Hitler apretara el gatillo antes de que fuera demasiado tarde, que lo fue. Ningún estado mayor abre 2 gigantescos frentes de guerra si no es por motivos muy serios.

Anónimo dijo...

La organización de los Mosuo ya ha sido discutida por muchos antropólogos y nos parece muy bien que sigan con sus tradiciones culturales. Sin embargo he de decirte que la idealización y asimilación al feminismo de esta cultura tiene más de interpretativa que real. En realidad los hombres Moshuos son consultados en cuanto a las decisiones realmente importantes y son quienes toman estas decisiones, lo que desbarata un tanto la creencia de que las mujeres gobiernan. Viven como dioses y no dan palo al agua. También la matrilineidad existe en muchas culturas -como la judía sin ir más lejos- y sin embargo es una cultura patriarcal, lo que no quiere decir que las mujeres estén pero que los hombres.

En el Africa profunda que conozco muy bien por haber vivido allí, las mujeres están liberadas hace muchos siglos, tienen relaciones sexuales con quien quieren, curran todo lo que haga falta y no les toca un pelo nadie, salvo que uses un arma. Las mujeres se gastan unas peleas espectaculares por los hombres, lo que se puede ver de manera cotidiana si te das un paseo por cualquier barrio, cosa que al revés no se ve ni por casualidad. Las mujeres son felices siendo madres y procuran serlo cuanto antes mejor. Es lo que da estar cerca de la naturaleza. Cualquier mujer le da un puñetazo a un hombre, y viceversa y luego se perdonan. Incluso he visto algo que no he visto en ningún sitio y mira que he viajado: mujeres tirando de carretilla y construyendo su propia casa.

No me creo nada de sociedades celestiales en la tierra: los seres humanos no son ángeles. Déjame un añito con los Mosua y te lo contaré, sin prejuicios ideológicos que empañen el color del cristal con que se mira. Personalmente de joven era partidario del anarquismo, pero la observación y el estudio me han convencido de que es necesario un orden. Cualquier comunidad supuestamente "pacifista" o "igualitaria" durará menos que un pastel a la puerta de un colegio. La existencia de un orden social lo más equilibrado posible es una necesidad humana y los conflictos, inevitables. Las guerras vienen causadas por el egoísmo y las injusticias, que vienen tanto de parte de los hombres como de las mujeres, solo que a los hombres les toca dar la vida por su comunidad. Si entiendas esto, comprenderás que las cargas están más que adecuadamente repartidas y los mitos del hombre opresor y agresivo son mitos del feminismo, sencillamente.

Anónimo dijo...

Respecto al aborto, las muertes por dicha causa se pueden producir por abortos clandestinos como oficiales, depende de los medios técnicos disponibles y de nada más. En cualquier caso la prohibición del aborto excepto en casos de peligro para la vida de la madre, tiene una lógica muy parecida al hecho de que los hombres vayan a las guerras y las mujeres no: la necesidad de preservar la existencia de la comunidad humana, compuesta de hombres y de mujeres. Ni más ni menos.

Anónimo dijo...

El Feminismo es el Plan de la Burguesía Financiera para la exclavitud definitiva del resto de la humanidad.

¡Sublime!

bbecares dijo...

Me hace gracia que las primeras feministas pidieran cosas que casi son caprichos mientras que ahora, tantos siglos después, en muchas sociedades las feministas tengan que luchar simplemente por derechos básicos de las mujeres como la libertad frente a los hombres! Interesante artículo

Anónimo dijo...

El fascismo es de los años 20.

Para entonces el feminismo ya era un hecho.

Así que no cuela culpar al "fascismo".

Anónimo dijo...

Al tiempo que luchan sin descanso por derechos básicos de los hombres como la libertad frente a las mujeres. Unas heroínas de verdad.

No es fascismo cuando lo hacéis vosotras.

Amma Sinclética dijo...

Cordiales Saludos.

Nadie se atreve a decir lo que voy a decir en una sociedad que amordaza a sus miembros con el lastre de lo “políticamente correcto” atestado de aversión hacia los valores aristocráticos, hacia la casta de la nobleza, hacia la raza blanca junto con el sentido natural racial innato y hacia la religiosidad cristiana tradicional. Decir la verdad supone muchas veces el ostracismo social y la infamia para el que piensa diferente. Lo que voy a decir es lo siguiente: sinceramente y de buena voluntad pienso que el supremacismo femenino liderado por damas blancas de clase alta, sean americanas o europeas, y además cristianas y racistas, es realmente virtuoso. Jamás imaginé que existiese un grupo de mujeres que contase con las características con las que siempre soñé. Me parece excelente y yo me suscribo a su política.

Anónimo dijo...

No nos ha quedado claro. ¿Estás hablando de las feministas fascistas? Ellas no eran supremacistas. Además Mussolini le dijo a los judíos que tenían abiertas las puertas de Italia para que fueran a instalarse y hacer de ella su tierra de promisión en vez de obstinarse tercamente en ubicarse en Palestina. Añadamos que, como todo el mundo sabe Mussolini, aunque firmó un concordato, hizo de Italia un estado aconfesional: tanto él como muchas de las líderes feministas eran ateas. Las damas del KKK son las únicas que se ajustan a tus preferencias, aunque la casta aristocrática que enarbolaron era la del May Flower y la de las grandes plantaciones, no se si esto tendría suficiente alcurnia para ti. Las damas puritanas británicas, aunque el país era regido a menudo por una reina, no eran exactamente feministas. ¡A buenas horas iban a permitir que las mujeres optaran a ejercer de peón caminero o a servir de carne de cañón para engrandecer el Imperio! Lo suyo era la lucha contra el vicio y la corrupción.

Por lo demás, no te preocupes por nosotros que aquí no amordazamos a nadie. Ya nos dirás que grupo es ese, pues el movimiento feminista es muy amplio en sus fundamentos filosóficos. Ten en cuenta asimismo que hoy en día ya hay partidos nazis entre los indígenas del Perú y México, los africanistas, e incluso entre los seguidores de Moisés, como cabía de esperar tras la inclusión de japoneses en las SS. ¿Se trata por azar de feministas norteamericanas de esas que se han incrustado en el "proyecto para un siglo norteamericano" para el bombardear y democratizar los países musulmanes? En cualquier momento los EEUU pueden decidir instaurar una monarquía cristiana (solo reinas, por supuesto), no sería la primera vez que se considera. Nos tienes desconcertados con tu gran hallazgo. Sácanos de este mar de dudas.

Guillermo Tell

miguel cid dijo...

Soy un estudioso de la II Guerra Mundial.
Anonimo dijo_ (EEUU armaron más allá de los Urales una industria de guerra colosal que al ser detectada por los servicios de inteligencia hizo que Hitler apretara el gatillo)

Puede decirme de dónde saca Usted esa inforrmación?

Y por favor, sigan con el debate.

Anónimo dijo...

Bueno están manipulando con el cristianismo, al final nos hechan toda su basura. Hay que decir que el odio de los Judíos a los cristianos, resulta notable, cuando es una herejía de vuestras creencias y costumbres. El cristianismo no tiene nada que ver con el movimiento feminista. Además que el cristianismo es más progresista que el Judaísmo, así que no os metáis, perros sionistas de los huevos. En el cristianismo se habla más de amor y de Igualdad, y en el Judaísmo de odio y de diferencias, no me vengáis con chorradas.

Sebastián Pineda Buitrago dijo...

Según tú, el feminismo y la reivindicación de la mujer no tienen nada que ver con la cultura "hispánica", latina, católica. Porque el feminismo es anglosajón y judío. Nada más fascista que esa postura. http://motivosdeproteo.blogspot.mx/2013/01/me-he-vuelto-feminista.html

Anónimo dijo...

Mire usted, don Sebastián Pineda Buitrago; si todo lo que tiene que decir es PONTIFICAR cual papa progre que informar de las raíces del corruptor movimiento feminista es la postura más fascista que existe es que usted vive sometido a consignas y dejó de pensar hace muchos años.

Cada movimiento, ideología, moral, etc. tienen un origen y el feminismo no nace en el seno de las sociedades latinas o católicas, le guste a usted este dato o no le guste, ya que parece usted guiarse por sus gustos y no por la razón. Ahora bien, decirme que por poner de manifiesto esta evidencia irrebatible, mi postura sea la más fascista que hay me despierta muchas sospechas sobre su salud mental. Muchos hombre u mujeres bienpensantes, meapilas de género y por tanto políticamente correctos creen que piensan y están cultivados, y en el paroxismo de la ceguera intelectual, creen que están desprovistos de vicios, malos pensamientos o comportamientos e ideas violentas o injustas. Y entonces se ponen a pontificar que los demás son todo eso que ellos, ni por asomo podrían llegar a ser ya que son ellos mismos el paradigma viviente de la mansedumbre, la caridad y la benevolencia. Los demás, los que no coinciden con sus gustos y con las consignas que como líderes rumiantes que acostumbran a ser, han hecho propias, son unos fascistas. Óigame, en serio, su discurso está más visto y trasnochado que el tebéo o una noche en una checa o un gulag. Despierte de su vida y pensamiento tamásicos y atrévase a mirarse de una vez en el espejo, don perfecto bienpensante. El fascista (entendiendo este término como "esos seres que no merecen por parte de algunos bienpensantes la condición de seres humanos, monstruos que no merecen más que el desprecio, el ostracismo e incluso la muerte" quizás sea quien usted nunca ha sospechado. Si ha leído nuestro blog, reconocerá como un lema de éste esta frase "no es fascismo cuando lo hacemos nosotros". Reflexione, es bueno variar alguna vez de la rutina político-correctista de cada día.

Anónimo dijo...

Miguel Cid, le contesto a vuela pluma, pero las fuentes las puede encontrar y reunir a poco que investigue. Una de las más populares son las que aporta Antony Sutton, aunque este copia de obras anteriores, pero para resumir: está corroborada la financiación de la industria pesada soviética por parte de Wall Street a la vez que fue Wall Street el principal baluarte financiero de los bolcheviques en su asalto al trono del zar. Igualmente se puede corroborar el apoyo que desde el primer momento brindaron los EEUU al gobierno bolchevique. La URRSS se hizo con una modernísima industria pesada a la altura de la de los EEUU (algunas factorías como las cementeras o acerías eran réplicas exactas de las más modernas industrias norteamericanas de la época y ejecutadas por los mismos ingenieros norteamericanos)convirtiendo rápidamente la rural Rusia en la industrial URRSS. Aunque oficialmente los EEUU se mantenían neutrales durante la II GM, en la realidad se escoltaban los convoys de suministro que recibían los soviéticos contra los submarinos alemanes y tanto desde el sur por Afganistán como desde el Pacifico norte por la región de Bering se suministraba una importante ayuda tecnológica norteamericana con destino a la industria militar, saltándose las propias leyes norteamericanas. A raíz de todo eso me tomé la licencia de expresar que los EEUU armaron (o mejor dicho quizás, ayudaron a armar) una impresionante industria militar soviética más allá de los Urales. Más allá de los Urales porque allí fue donde se ubicaron estas factorías de armamento.

El gatillo contra la URSS no solo se apretó por este motivo, pues quizás la presencia a escasos kms de la frontera de una impresionante fuerza aérea y terrestre soviética compuesta exclusivamente de divisiones de ataque fue el detonador último, pero las informaciones que llegaban a Berlín sobre el impresionante ritmo de producción de tanques y otras armas desde esa industria de guerra de la que hablamos fue el motivo principal de que Alemania se lanzara contra la URRSS sin suficiente preparación y con el reloj corriendo en su contra. La producción de tanques soviéticos en ese momento empezaba a multiplicar exponencialmente a la producción alemana de estas mismas armas: blanco y en botella.

Celebro que le agrade el debate.

Anónimo dijo...

Miguel Cid, como estudioso de la II GM supongo que conocerás los libros publicados por Suvorov, el primero de los cuales se titulaba "Icebreacker". Como todo lo relativo a la II GM sigue impregnado de polémicas encendidas, espero haberte dado suficiente información respecto a lo que escribí, pero quiero que conste que esta es mi percepción personal y no pretendo entrar en una nueva polémica, polémica que es asunto de expertos como tú.

Anónimo dijo...

¡¡¡ que miedo tienes a la mujer !!!
argumentos patéticos que , dada su absoluta carencia de sentido común y racionalidad , no me voy a tomar las molestias de contestar, pero sí recomendarte que busques tu lugar, alguien con esos pensamientos sólo puede encontrar dos lugares, sal del armario y buscate un buen macho que te proteja de las maliíííísimas mujeres, o sal de tu cerrazon y asume el lugar que denunciando , revelas que desearías para tí:http://dominacionfemenina.blogspot.com.es/

Guillermo Tell dijo...

¿¿¿Miedo?? ¿¿A la MUJER? ¿A mis hijas? ¿A mi madre? ¿A mis hermanas? ¿A mis amantes? No, en realidad solo tengo miedo de los-las ignorantes: otro fracaso más del selecto club del psiconalista a distancia cuya membresía usted encarna tan bien. ¡Agua!

Por supuesto que no te tomaste la molestia de contestar con argumentos sinceros, serios y coherentes, pero contestar sí que has contestado (¡mentirosillo-a!). Me has llamado homosexual no asumido y me has indicado que mi lugar es una pagina web de dominación-esclavización masculina de tinte feminista, sadomasoquismo y fetichismo. Esto para empezar es un delito contra el honor de las personas, denunciable, pero esto lo dejo para los-las amantes de judicializar la vida humana.

Bueno, creo que te has manifestado perfectamente: ausencia de argumentos y nada más que insultos, profunda morbosidad desde la más profunda irracionalidad. No deberías iniciar un duelo de insultos basado en el ingenio, no me gusta batirme con alguien que carece de armas pero excepcionalmente, dada la posibilidad de que además de visitar páginas de dominación feminista dispongas de algún ingenio, te responderé:

Supongo por las páginas que me recomienda que es usted una señora y como yo soy un caballero no puedo comunicarle lo que pienso de usted. Además, como mi secretaria es una dama, ella tampoco puede transcribir negro sobre blanco lo que usted es. Pero como usted es lo que es, no es necesario que le recuerde lo que pienso de usted."

Anónimo dijo...

Señor Guillermo Tell,

como yo no soy ni un caballero ni una dama, se lo puedo decir: El psicoanalista a distancia es una puerca enferma. Créame, son muchos años en el ejercicio de la profesión.

Soy veterinario.