EL FEMINISMO ES EL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

EL FEMINISMO ES PARTE FUNDAMENTAL DEL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEFINITIVA DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

domingo, 27 de noviembre de 2011

EL ODIO A LO FEMENINO ES LA ESENCIA DEL FEMINISMO



El discurso sobre la obligación que se impone a las mujeres para que sean madres es una mentira impúdica pues es el aparato ministerial, todo él, el que asegura que las mujeres deben liberarse de las presiones que reciben para ser madres y lo hacen cuando la tasa de hijos por mujer es de 1,4 y sigue cayendo. Se produce así la paradoja que son los poderosos quienes liberan a las mujeres de la presión de los sin poder que son quienes las someten.
Lo real es que las restricciones y obstáculos que se ponen a la maternidad son múltiples y complejas, y casi todas vienen de las instituciones y el empresariado, comprenden la modificación ilegítima de la conciencia femenina que se hace a través del aparato académico, la universidad en primer lugar, los medios de comunicación de masas, los funcionarios del Estado del bienestar, la presión, que llega a ser intimidación, de las empresas y el escarnio público de la figura de la madre, especialmente si es de familia numerosa.
A la vez la ortodoxia de la “emancipación” define como los instrumentos de liberación de la mujer el trabajo asalariado y su inmersión en el sistema educativo. Así dos de los instrumentos más repugnantes del Estado capitalista son trasmutados en legítimos porque permiten, según dicen, salir a las féminas de la incultura, la ignorancia, el atraso y la sumisión a los varones. A esas dos horrendas realidades debe dedicar la mujer emancipada toda su energía, vivir para la empresa, para la profesión, para el medro y para creer ciegamente las pérfidas necedades del “saber” académico, renunciar a su propia inteligencia, a su soberanía individual, a la relación con sus iguales, a la proyección de sus objetivos vitales y por supuesto  a la lucha contra el poder que es quien la libera.
Lo que está en juego en la actualidad no es la función maternal sino la propia condición humana de la mujer. El deseo de una parte del feminismo de que las mujeres se “liberen” de su biología a través de la negativa a reproducirse es muestra del discurso dislocado de ciertas corrientes de la modernidad que deploran la existencia humana en sus funciones superiores, la maternidad, como paradigma de la unidad esencial de la realidad de la persona en su multiplicidad física, psíquica, relacional, afectiva, volitiva e histórica lo es. Además es producto de una misoginia esencial que considera que la inferioridad femenina deviene de nuestra singularidad física. El odio a lo femenino es la esencia del feminismo como culto a lo macho, deplorable construcción de género del Estado y los ejércitos, que poco tiene que ver con lo masculino.
De lo que se trata, en última instancia es de construir una semihumanidad que haya perdido por completo la capacidad para existir en sí y por sí y sea en todo dependiente de las instituciones. El Estado no necesita hoy que las mujeres le sirvan como reproductoras pues su crecimiento depende del incremento del trabajo femenino, por un lado, y de atraer la cantidad óptima de inmigrantes según sus necesidades, por otro. Tal proyecto no tiene únicamente una finalidad económica sino que es un plan de modificación esencial de la sociedad humana, destrucción de todas las estructuras de convivencia horizontales, aculturación máxima, enfrentamiento social general, en primer lugar entre los sexos, y demolición refundadora del sujeto que permita entrar en una etapa de mega-dominación. Por eso la desnatalidad es hoy inducida desde las instancias del poder.

Su recuperación es, de forma objetiva, un elemento de regeneración de la sociedad y la civilización, de limitación de la barbarie que impone el sistema en forma de conductas depredadoras e hiperconsumistas, asociales y dañinas, inmorales y descreídas, irreflexivas y nadificadoras. 

La alienación femenina por el ejercicio de la maternidad es un estigma del mundo moderno, y más en concreto, de la formidable afirmación del patriarcado que hace la revolución liberal y no de la sociedad tradicional como se dice. La madre sobreprotectora, desequilibrada, volcada en lo doméstico y ajena a la reflexión es una figura moderna fabricada por los expertos, el psicoanálisis, la universidad y los medios de comunicación de masas entre otros. La maternidad, por sí, no roba a la mujer ninguna de sus facultades y, por el contrario, puede incentivar el cultivo de nuevas habilidades, competencias y posibilidades para desarrollar tanto su talento e inteligencia como su creatividad, valía y excelencia espiritual, aportando, a la par, tales conocimientos a toda la sociedad. Los impedimentos a la maternidad son múltiples, el embarazo ha sido convertido en una enfermedad, el acto de gestar es robado a las mujeres para quedar en manos de profesionales y expertos que rebajan y niegan la grandeza de una situación humana excepcional convirtiendo a la mujer en objeto de su gestación en lugar de sujeto de ella. El hostigamiento hacia la paternidad es otra perturbación importante en las corrientes neopatriarcales del feminismo, para las que el padre aparece como el artífice del robo de la maternidad verdadera y la libertad femenina, el que expolia a la mujer de su prole y la reduce a recipiente de la gestación.
De esta forma se achaca al varón la responsabilidad de un orden que se fundamenta en las estructuras políticas del poder de las que emana el patriarcado (la sumisión antigua de la mujer) y el neopatriarcado (la moderna discriminación femenina) y que someten y obligan tanto a los hombres como a las mujeres. La desaparición de la trama de las relaciones de apoyo mutuo y el acoso a la paternidad forman parte de un mismo proceso que aísla a la mujer madre, impide su desarrollo como persona, la expulsa de la vida social y política, la margina de la forma más brutal, de manera que la maternidad queda convertida en una experiencia trágica, sombría y destructiva.
Los obstáculos a la maternidad tienen también un correlato en la restricción a la erótica de la fecundidad, el sexo hoy está sometido a limitaciones tan reales como las de las sociedades más represivas pues el impulso genésico debe obligatoriamente quedar excluido de las pasiones libidinosas.
Para muchos individuos de los dos sexos la fertilidad tiene un carácter de aspiración íntima de una gran energía que deben maniatar para someterse a la gazmoñería sexual moderna que normativiza la vida erótica de forma categórica.
En conclusión, si no lo remediamos, el gran cataclismo que supone la desnatalidad traerá, entre otras muchas consecuencias, la destrucción del sujeto como destrucción de los hombres, las mujeres y los niños alterando tan profundamente sus ideas, conductas y deseos que el ser personal de los individuos estará en vías de desaparición en unos pocos decenios, constituyéndose un subhumano que será criatura del poder, pero no de sí misma.
La posibilidad de frenar las fuerzas exterminacionistas y devastadoras que se ciernen sobre la condición humana depende de que asumamos la responsabilidad individual y colectiva de recuperar nuestra humanidad y luchar por ella.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

No es feminismo-> control de la oligarquia, si no,oligarquia->el feminismo es una de sus herramientas.

La mujer es la memoria de la sociedad y la cultura la que preserva la cultura al educar a los hijos.

El feminismo solo es una herramienta,para destrozar la cultura y crear "la cultura" del consumismo.

Las mujeres jovenes ven el cocinar como una dominacion machista,con esto no cocinan y en unos años la cultura gastronomica desaparece por productos precocidos(ver el siglo del individualismo no se vendian pasteles ya hechos,por que esto hacia a las madres culpables de no cocinar) o comida rapida.

La falta de contacto paternal de las proximas generaciones,subtituida con la tecnologias y centros educativos ,hara que las siguiente generacion no tenga nada encontra de un gobierno global o desechar por completo su cultura por el consumo,estados unidos(cultura basura o consumista) e inglaterra(institulacion,desapego paternal) han sido experimentos exitosos.

Es interesante como la supuesta rebeldias son en realidad seguir a lo establecido(como icono tenemos a la empresa apple que dicen "piensa diferente"con alusion a cientificos,pacifistas,artistas,politicos y musicos,cuando ya son mas un tipo de movimiento neo-religioso basado en la adoracion a una empresa,el consumo de sus productos la visita a sus tienda y la adoracion al santo Jobs).

Toda la programacion televisa servida comida sintetica sin sabor o nutrientes para el cerebro.

Hoy ser femenina significa puta de cuarta(narcisita,egoista,consumista, etc).

Anónimo dijo...

Memito nada más lea un poquito... un poco no más...que verguenza publicar nada más lo que a uno se le antoje, para eso sirve el internet, se siente victorioso publicando en este medio?Para hablar hay que estar informado, se lo recomiendo.

Guillermo Tell dijo...

Sra anónima ¿Pretende vd. decir que yo no leo o no he leído nunca? Quizás se llevara ud una sorpresa mayúscula si se atreviera usted a comparar nuestras lecturas y nuestras vivencias personales, pues se me antoja que usted, con o sin internet, se escuda en la sombra para dar a entender que los demás (en este caso yo) son unos ignorantes (por el solo hecho de no reirle a ud las gracias feministas) y usted una gran ilustrada (por el solo hecho de seguir la moda que los ingenieros sociales ponen a disposición de la borregada). Como no esgrime ud ningún argumento, solo el ataque ad hominem, me es lícito entender que no tiene nada que oponer mínimamente razonable (y mucho menos razonado). ¿Se siente feliz así? ¿Victoriosa por aconsejarme la lectura? Para llamar poco instruido a alguien que no se conoce está usted, escondida tras el anonimato de internet, argumentand ad hominen inconutus, que penita me da vd. señora.

Amma Sinclética dijo...

Cordiales Saludos.

Nuevamente asume que el Anónimo que le escribe criticándolo es una mujer, cuando bien podría ser un hombre. ¿Por qué esa tendencia a atribuir las críticas negativas prodigadas a su blog exclusivamente al sexo femenino?

Anónimo dijo...

Porque es muy poco propio de los hombres usar términos falsamente cariñosos como "memito" para degradar a un hombre. Además, mi intución pocas veces me falla y sencillamente me la he jugado y de momento no ha habido rectificación. Y es que cuando uno insulta por lo bajini, hay licencia para contestar sibilinamente. Le aseguro que me apostaría una comida a que el anónimo que escribió para me llamarme poco leído es mujer y de nacionalidad méxicana. Lo he hecho en el ejercicio de mi libertad de expresión ¿Le molesta que algunos gocen de libertad de expresión? Parece que quiere sicoanalizarme, pues al menos ven con un diván, no es que le de a dicha ciencia un ápice de validez, pero el sicoanálisis no se puede realizar a distancia.

Anónimo dijo...

Además, como a fin de cuentas se trataba de contestar a un insulto, si me equivocaba no me preocupaba mucho, sería el justo precio por insultar bajo seudónimo. ¿No le parece, Sra analizadora de tendencias? Sus ocurrencias tienen la habilidad de hacerme reir.

Anónimo dijo...

Por si las moscas: memito es un falsamente termino cariñosos para llamar a alguien memo, es decir idiota. Y con recochineo, como se dice vulgarmente.

Anónimo dijo...

ANÓNIMO DIJO.Parece que quiere sicoanalizarme, pues al menos ven con un diván, no es que le de a dicha ciencia un ápice de validez, pero el sicoanálisis no se puede realizar a distancia.

Leíendo esto me ha surjido la pregunta(?).

Alguién sabe de las cifras que genera en la Psiquiatria y en los laboratorios farmaceuticos esta nueva ingeniería social de dividir a los sexos?

Puede que nos sorprendiéramos!

Guillermo Tell dijo...

Y tanto Anónimo. Entre píldoras para atenuar trastornos bipolares, esquizofrenias, depresiones, viagras, condones, pildoras del día después, anavolutorios, dentros de depilación y clínicas de estética, un PASTÓN.

En otra ocasión hablaremos de los bufetes de abogadas, psicólogas infantiles intérpretes enfermas del alma humana, webs de contactos e infidelidades y el inmenso de la subvención feminista, el dinero que podía servir para cultura o aliviar las necesidades principales de la población se tira por el agujero del retrete de género. Lo personal es político, divide, fomenta la mediocridad, la irracionalidad y es un gran negocio.

Karina dijo...

Creo que su visión del feminismo está sesgada, además de que le falta información, en América Latina, por ejemplo, el feminismo se caracteriza por su maternalismo (madres de plaza de mayo), no es que ellas sean feministas, pero se estudian diversos movimientos sociales desde la perspectiva de la maternidad. Creo que el feminismo ni está en contra de engendrar hijos, como habitualmente de piensa, sino de las condiciones sociales en las cuales se ejerce. El ser madres debe ser un acto analizado, consciente de su significancia y consecuencias y debe permitir a la mujer encontrarse en igualdad de condiciones respecto del hombre, obviamente con las diferencias que esto implica. El mundo laboral debe adaptarse, al igual que los hombres, que al igual que las mujeres deben cumplir la doble función de participar en los diferentes ámbitos, Muchos ya lo hacen, pero es una cuestión poco interiorizada en la cultura de muchos países. El feminismo no es un enemigo de nadie, sino todo lo contrario. Una lectura sesgada y oportunista es la única que tiene estas consideraciones.

Darko Slatav dijo...

karina, la visión que del feminismo se ha expuesto no se encuentra sesgada, quien ha realizado este post no ha querido hacerlo bajo ninguna óptica negativa ni distorsionada, solo nos ha expuesto una coyuntura social que ya se viven en muchos paises en los que el feminismo ha crecido de tal manera que se ha convertido en un una institucion de poder y ha llegado a adquirir una voz de autoridad, la realidad que retrata guillermo es precisamente esa que un muchos países ya se vive, al mismo tiempo nos de una prognosis de como algo que se enmascara bajo la egida de igualdad como fin de todo su movimiento, se puede llegar a convertir una vez adquiere dicho poder en lo que viene a ser su verdadera cara, la cara del feminismo, cuyas manifestaciones nos llevan a una situación dictatorial de poder en la cual no solo las normas legales penden de un hilo en lo que a la igualdad se refiere y en pro de la mujer tanto como en detrimiento del varon, sino que la libertad de expresion se empieza a vituperar cuando esta es dirigida como observacion hacia unas leyes y un sistema judicial que considera los derechos de la mujer por encima del hombre, esta es la realidad del feminismo cuando llega a tener efectos en los mandos estatales, se convierte en eso mismo que con muchas palabrerias se estaba ocultando, en un movimiento que solo busca el poder, que busca beneficios sociales a costa de las contribuciones económicas que adquiere el estado, solo para entender mejor este ardid con el que trabaja el feminismo hace falta preguntarse cual es el verdadero motivo del feminismo en la actualidad?, que es lo que busca un movimiento como este en sociedades con un sistema jurídico que ya prevee la igualdad de generos? Porque la necesidad que un movimiento feminista en sociedades donde la mujer tiene los mismos derechos que el hombre no puede ser la búsqueda de igualdad, y con ello dar una mirada a europa en ver en que es lo que se han convertido todas estas falsas pretensiones de igualdad.