EL FEMINISMO ES EL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

EL FEMINISMO ES PARTE FUNDAMENTAL DEL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEFINITIVA DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

sábado, 25 de diciembre de 2010

El género, una utopía totalitaria

Dice Elisabeth Badinter en su libro: Por mal camino, “El eslogan implícito o explícito de “cambiar al hombre”, más que el de “luchar contra los abusos de ciertos hombres”, revela una utopía totalitaria. La democracia sexual, siempre imperfecta, se gana paso a paso.” (Alianza editorial, 2004, página 61)


Y no es el único rasgo que comparte con las ideologías totalitarias ya que al igual que en ellas, el individuo está subordinado al colectivo, en este caso el género, categoría con la que se establece la frontera con el otro, al tiempo que señala el lado bueno de la trinchera, y todavía más, ideología que en buena medida se profesa como si de una fe se tratase y que establece lo que ha de interesar a los miembros del colectivo por encima de sus propios deseos y voluntad. 

Paradigmático en este sentido resultan el desprecio por la opinión de las prostitutas que dicen querer ejercer la prostitución, o mejor todavía, la elevación al alza del porcentaje resultante de la encuesta de acoso laboral y sexual, en base a un pretendido acoso técnico que consiste en corregir la opinión de las encuestadas para considerar acoso lo que ellas no consideraron así en sus respuestas, por ejemplo, l una mirada, un chiste o un piropo. 

Pero, también, como está poniendo de manifestó la polémica por el artículo de Enrique Lynch, la facilidad con la que se juega con la libertad de expresión, incluso la consideración de El País como “un periódico que no respeta a las mujeres” o la extrema dureza de los argumentos utilizados contra él cuando se lo compara con un terrorista o genocida, incluso trayendo a colación el Holocausto. Todo ello unido a una enorme apetencia de poder y a una extensa literatura en la que se vierte sobre los hombres y lo masculino todo lo peor, tampoco constituyen las mejores credenciales para tranquilizar a nadie. La Ministra de Igualdad reprochaba, ayer mismo, a un tribunal de justicia de Cantabria, que no hubiera aplicado la ley contra la violencia de género a un chico de 14 años. 

No pretendo desde esta bitácora dar lecciones a nadie, pero tengo la sensación de que al igual que sucedió en muchos otros momentos históricos, en el presente y por el lado masculino, hay mucha conciencia adormilada y han de ser mujeres con mucha experiencia en el campo femenino y feminista quienes nos alerten de una ideología con la que la sociedad tendría que ser mucho más exigente.
El artículo de Judith Astelarra en El País de hoy con el título ¿A quién tememos las feministas? del que no comparto muchas cosas, si parece claro en lo excesivo de la reacción contra el artículo de Enrique Lynch.

P.D. Os recomiendo a todos la visita a la web de Malaprensa Malaprensa tendréis ocasión de asistir a un curso acelerado de cuanta manipulación existe en estadísticas que circulan a diario por la prensa.

2 comentarios:

Karla dijo...

Siempre he tenido una postura bien crítica con el feminismo. Pero al ver este blog, igualmente veo bastante odio, resentimiento, conservadurismo y extremismo. ¿Conoces la ley del péndulo?

Guillermo Tell dijo...

No compartimos su opinión de que en este blog se vea bastante odio y resentimiento, conservadurismo y extremismo, más allá de la reacción lógica contra una ideología que precisamente nació ligada a ,dichos conceptos y que sin poderlo evitar nos obliga a navegar por esas aguas a quienes nos oponemos a ella.

Conozco una ley llamada "ley del embudo" que tengo la total seguridad de que es la que quiere aplicar el feminismo del género que sea a los hombres.La llamada "ley del péndulo" pretende explicar precariamente lo que en realidad se llama ciclología, que la metafísica hindú explica perfectamente como la sucesión de los ciclos cósmicos.

Como nuestro ciclo cósmico es el kali yuga, edad de hierro, o edad oscura como usted guste, la totalidad de las posibilidades,
-hasta las más aberrantes y contrarias al orden natural- tienen que realizarse antes de la disolución que precede al nacimiento de un nuevo ciclo. La emergencia del lobby gay no se debe tampoco a ninguna ley del péndulo, si no a la llegada al final de este ciclo o periodo oscuro.

Para que la "Ley del Péndulo" fuera
la causa del maltrato institucionalizado que estamos sufriendo los hombres y que no tiene parangón en la historia de la humanidad - exclusión lega, discriminación negativa, exlusión del núcleo familiar, privación de los propios hijos, incautación y persecución económica hasta alcanzar la condición de esclavo proveedor aunque sin ninguna de las ventajas de la esclavitud tradicional y toneladas de odio institucional, por citar algunas situaciones inéditas en la historia humana.

Además para que la Ley del péndulo pudiera tener algo que ver con este blog u otros que se oponen al feminismo de género, o con la emergencia del movimiento feminista -que tiene todo que ver con los intereses de la alta burguesía moderna, de la finanza internacional, y del marxismo cultural que impera sobre los EEUU- tendría que ser un movimiento recurrente, que ocurriera cada, supongamos, cada 400 años. O cada 800 años.Pero no hay nada de eso.

Esto no tiene nada que ver con "una vuelta de la tortilla" por que esto no tiene precedentes ni las mujeres han sufrido jamás una acoso concertado desde todas los frentes con proyectos incluso de castración y genocidio total del género masculino.

Nada pues de péndulos si no que desde la alta finanza hay un plan para dividir y sojuzgar a la población, la modificación de conductas para hacer a la sociedad más dominable y un montón de mujeres que abrazan la causa de una ley llamada ley del embudo.

Gracias por su comentario