EL FEMINISMO ES EL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

EL FEMINISMO ES PARTE FUNDAMENTAL DEL PLAN DE LA BURGUESÍA FINANCIERA PARA LA ESCLAVIZACIÓN DEFINITIVA DEL RESTO DE LA HUMANIDAD.

lunes, 12 de enero de 2009

REFUTANDO LAS MENTIRAS FEMINISTAS MAS COMUNES

Refutando las mentiras feministas más comunes
y el seudo-academicismo
Robert Scheaffer

El movimiento feminista tal como lo conocemos en décadas recientes es fundamentalmente un "engaño". Esta lleno de falsedades, inexactitudes y tonterías, como la astrología o la parapsicología. Ya que es considerado traicionero el criticar a una hermana feminista, no se exigen estándares de exactitud o de honestidad. La hipérbole y la falsedad se convierten así en la fórmula de éxito, una "noble reseña" que no juega ningún papel en el reinado de la información falsa. Cualquier futura feminista que formula objeciones documentadas sobre la falsa información (Christina Hoff Sommers, Camille Paglia, Elizabeth Loftus, etc.) es estigmatizada como "enemiga de las mujeres" y es expulsada ignominiosamente del movimiento.

Varias feministas proclaman que las mujeres están "bajo asedio", que existe un monstruoso prejuicio social contra ellas (o quizás una guerra implícita) está ocurriendo, que las mujeres tienen poco respeto o poder (Steinem, Fabludi, Tavris, etc.) Sin embargo, el concepto de la "mujer norteamericana" vista como una "víctima" impotente es uno de los conceptos más absurdos impuestos clandestinamente sobre cualquiera. Las mujeres norteamericanas viven, en promedio, siete años más que los hombres. Controlan el 86% de toda la riqueza personal (información aparecida en Parade Magazine, 27 de Mayo, 1990) y el 55% de ellas son graduadas de la universidad. Las mujeres tienen el 54% de los votos en las elecciones presidenciales, así que ¡difícilmente podrían reclamar el estar siendo dejadas de lado en el proceso de toma de decisiones políticas!

Ellas ganan casi automáticamente las disputas referidas a la custodia infantil. Las muertes ocasionadas por causa del trabajo han afectado a las mujeres en un 6% únicamente (el otro 94% de las desgracias las sufren los hombres). Las mujeres son las víctimas únicamente de cerca del 35% de los crímenes violentos, y sólo cerca del 25% de todos los asesinatos; aún así, debido al respeto y la exagerada preocupación de nuestra sociedad por ellas. Se acaba de apobar una legislación especial para castigar "la violencia contra las mujeres" como si ésta fuera un crimen más horrendo que el de "la violencia contra los hombres". (Las Feministas reclaman el querer la "igualdad", y este es un ejemplo de lo que la "igualdad" significa para ellas, esto es, trato preferencial dirigido a sus intereses).

Dos de cada tres dólares gastados en servicios de salud son gastados en mujeres, y si no se consideran los cuidados relacionados con la gestación, aún así las mujeres reciben más servicios de salud que los hombres -- a pesar de ello las feministas gritan que la salud de las mujeres esta siendo "descuidada", y demasiados de nosotros credulamente les creemos. De los 25 tipos de trabajo peor considerados (tal como fueron clasificados por la Jobs Related Almanac basándose en una combinación de salario, stress, seguridad y esfuerzo físico), 24 de ellos son predominantemente, si no son casi en su totalidad, masculinos, lo cual explicaría el porque los hombres cometen más del 80% de los suicidios. (La mayor parte de estas estadísticas provienen del libro The Myth of Male Power (El Mito del Poder Masculino).

Ahora, si este fuera el caso, tal como lo describen las feministas (el que los hombres han dispuesto todo en forma tan egoísta para que todo sea maravilloso únicamente para ellos, ignorando totalmente las legítimas necesidades e intereses de las mujeres), ¿podría ser verdad aquello que se menciona líneas arriba? Por supuesto que no. ¡Es mucho más realista afirmar que las mujeres, astutamente, han aceptado y ayudado a mantener ese estado de cosas, pretendiendo estar atrapadas desvalidamente!

Mirando la figura completa y no la pequeña y distorsionada imagen que las feministas y aquellos que ellas han embaucado presentan, vemos una figura completamente diferente. La mujer norteamericana emerge quizás como el grupo más grande y con mayores privilegios en la historia, disfrutando de un nivel de influencia, poder, comodidad, y salud nunca antes visto, apoyado por el trabajo, la disciplina, y la anulación personal; además de esfuerzos que destruyen la vida del grupo que ellas han engañado -- sus hombres -- llevándolos a creer sus gritos de "víctimas".

2 comentarios:

Alejandro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
henry dijo...

muy bueno, y tiene datos objetivos...